1. Página inicial  /  
  2. De nosotros  /  
  3. Filosofía de calidad

Nuestra política medioambiental

BRUGG Pipes está comprometida con el desarrollo sostenible y basa su política ambiental y EHS en el respeto a las personas y su entorno, en consonancia con un buen rendimiento económico.

Sobre la base de los objetivos corporativos, la visión y el manual de gestión del Grupo BRUGG, el objetivo es reducir al mínimo los riesgos en materia de EHS y satisfacer las expectativas de nuestros empleados, clientes y otras partes interesadas en el ámbito del EHS.
Para ello, practicamos nuestro sistema de gestión siguiendo las normas ISO 9001, ISO 45001 e ISO 14001

 

BRUGG Rohrsystem AG --> ISO 9001, ISO 45001 und ISO 14001

BRUGG German Pipe GmbH --> ISO 9001 | ISO 14001

 

COMPROMISO

Por ello, nos comprometemos a:

Actuar de manera responsable y sostenible para optimizar continuamente la seguridad y la salud de las personas y medio ambiente

Usar nuestros recursos con moderación y minimizar nuestro impacto ambiental en la medida de lo posible

A practicar una política informativa adecuada hacia nuestros empleados

A mejorar continuamente nuestros esfuerzos para seguir desarrollándonos en el campo del EHS

A cumplir los requisitos legales y jurídicos

A respetar el concepto de sostenibilidad

A un uso consciente de los recursos y a reducir las emisiones nocivas para el medio ambiente y la producción de desechos

A involucrar e informar a todos los socios relevantes e interesados como clientes, proveedores y autoridades, respecto a nuestros esfuerzos por conseguir una mejor protección del medio ambiente, el trabajo y la salud

Umweltpolitik der BRUGG Pipes als PDF

Grafik es

Sabía que...

En un proyecto piloto en común con la Universidad de Ciencias Aplicadas del Noroeste de Suiza, registramos por primera vez la huella de carbono corporativa (CCF, Corporate Carbon Footprint) de nuestro centro de Wunstorf de acuerdo con los principios del Protocolo de Gases de Efecto Invernadero (GHG, alcance 1 y 2).

Como empresa en expansión y con un número cada vez mayor de empleados, resulta gratificante haber podido reducir nuestras emisiones de CO2 durante los últimos dos años. «Por supuesto, en 2020 atravesamos circunstancias extraordinarias a causa de las restricciones de movilidad impuestas por el COVID», dice el Dr. Samy Saab, gerente del centro de Wunstorf, «pero eso no nos impide buscar de manera proactiva nuevas posibilidades para mejorar nuestra huella de carbono».